La RUEI como concreción del Plan Apostólico de la Provincia Ecuatoriana de la Compañía de Jesús

Extracto y adaptación
Plan Apostólico de la Provincia Ecuatoriana de la Compañía de Jesús 2017-2020,

Francisco Javier Robalino
Director Ejecutivo de la Red de Unidades Educativas Ignacianas
Oficina de Colegios

Quito, 1 de octubre de 2017


En 2013, el entonces Provincial, P. Gilberto Freire, S.I., presentaba con inmensa alegría el Plan Apostólico de Provincia, fruto de un trabajo prolongado de todos.

El Plan, como lo diría luego el P. Fernando Ponce, S.I. encontraba asidero en la invitación que hiciera el P. General por una reconfiguración interna a fin de "adecuar la Provincia a la misión que le corresponde, revisando antiguas configuraciones que quizá ya no tengan vigencia frente a la actual situación de la Iglesia y de la sociedad del Ecuador".

Una vez caminado el primer trecho, desde el 2013 al 2017, el Plan sería ajustado para el período 2017-2020, precisamente en el que estamos ahora.

Su horizonte común enuncia:
Queremos un Ecuador con sujetos activos en el desarrollo integral del país que incidan en la transformación de la sociedad desde los valores del Evangelio, sujetos compasivos y críticos, capaces de asumir su dignidad de seres humanos y de responder creativamente a los vertiginosos cambios del mundo.
Queremos mostrar a un Jesús encarnado en una iglesia viva, comunidad profética y portadora de esperanza que se nutre de una fe contextualizada, adulta y práctica.

Para esto necesitamos fortalecer el cuerpo apostólico para la misión. Somos una comunidad de amigos y amigas en el Señor que inspirados en Ignacio de Loyola, queremos encontrar a Dios en el mundo, discernir su voluntad y llegar a las nuevas fronteras entre el evangelio y la sociedad a través de un testimonio coherente y pertinente, que produzca incidencia pública y cambios en las actuales estructuras deshumanizantes.

El Plan encuentra su lógica al establecer prioridades y fronteras. Según el P. Adolfo Nicolás, S.I.,  "la frontera es un conjunto, es situación tan difícil, tan problemática, a la cual nadie quiere ir, o muchos tienen gran dificultad para ir (...) Las prioridades de la Compañía son un esfuerzo por responder, dentro de las necesidades que hay en el mundo, a estos desafíos".




Específicamente, a la frontera Educación le corresponde la Prioridad Red Educativa Ignaciana del Ecuador o REI-E: "Nuestra misión educativa debe ser integral, de excelencia e inclusiva. Debemos formar sujetos competentes, conscientes, compasivos y comprometidos, de modo que sean hombres y mujeres para y con los demás. Esto implica una red educativa ignaciana que nos ayude a entendernos como parte de un todo educativo, uno y diverso".

En la práctica, la Red Educativa Ignaciana del Ecuador (REI-E) corresponde al continuo educativo jesuita ecuatoriano conformado por 3 subsectores:

  • el subsector de la Educación Formal (la Red de Unidades Educativas Ignacianas -RUEI, con sus 6 instituciones educativas y la Oficina de Colegios),
  • el subsector de la Educación Popular (Fe y Alegría, CMT e Irfeyal); y,
  • el subsector de Educación Superior (PUCE).
El objetivo general del subsector Educación Formal es "contribuir a la transformación social a través de la educación ignaciana" y lo realiza a través de 5 objetivos específicos con sus correspondientes resultados:

1. Fortalecer la comunidad educativa ignaciana
R1: En la comunidad educativa existe seguridad, motivación y claridad.
R2: La comunidad educativa adapta su gestión a la sociedad cambiante y a la cultura juvenil de acuerdo al análisis del contexto.
R3: La comunidad educativa vive y testimonia los valores evangélicos.
R4: La comunidad educativa conoce y asume la identidad y la espiritualidad ignaciana.
R5: Se logran consensos por encima de la diversidad ideológica.

2. Desarrollar una educación coherente con la propuesta educativa de la Compañía de Jesús universal.
R1: Los colaboradores y las colaboradoras se identifican con el proyecto educativo de la Compañía.
R2: Las familias de los educandos se comprometen con el verdadero sentido de la educación ignaciana.
R3: Los educandos superan los problemas familiares, académicos y de comportamiento.

3. Implementar la
Red de Unidades Educativas Ignacianas, con obras educativas, otras obras de la provincia y organismos afines nacionales e internacionales.
R1: Se implementa el Proyecto Educativo Institucional para la Red de Unidades Educativas Ignacianas.
R2: La Red de Unidades Educativas Ignacianas integra a otros sectores apostólicos y organismos afines nacionales e internacionales.
R3: Se cuenta con un sistema de comunicación que asegura el trabajo en red.

4. Incidir significativamente en las políticas públicas de educación y acción social.
R1: El sector cuenta con un plan de incidencia pública que trabaje en red con instancias de la Compañía de Jesús y con entidades externas.
R2: Existe mayor apertura a sectores vulnerables.
R3: Funciona un sistema de evaluación de impacto de las obras.
R4: Se fortalecen las asociaciones y relaciones con exalumnos ignacianos.

5. Gestionar eficiente y eficazmente las obras educativas.
R1: Se gestionan eficazmente los ámbitos académico, administrativo y financiero.
R2: Se conocen y aplican las normas vigentes tanto en el Proyecto educativo institucional como en el Sistema de gestión de calidad ignaciana.
R3: Un sistema integrado de evaluación funciona en las obras educativas.
R4: Se fortalece y renueva la institucionalidad de las obras.
R5: Existe un plan integral de formación y capacitación.



Para implementar esta serie de objetivos de la RUEI, habrá que considerar los objetivos generales del Plan Apostólico de la Provincia:


Objetivo 1 - Misión
Fortalecer el trabajo en conjunto del cuerpo apostólico.
R1: Se conoce el contexto donde actúa la Obra para analizar de manera continua la pertinencia de su acción.
R2: Se alcanzan acuerdos conceptuales sobre los temas centrales que atañen a nuestra misión, sus fronteras y sus prioridades.
R3: Se consolidan en la provincia una cultura y prácticas de trabajo en red y en equipo.
R4: El cuerpo apostólico asume la misión de la Compañía universal en la Provincia.

Objetivo 2 - Identidad
Vivir con autenticidad el modo de ser y proceder de la espiritualidad ignaciana.
R1: El cuerpo apostólico es coherente con su conocimiento interno de Jesús encarnado.
R2: El cuerpo apostólico vive los Ejercicios Espirituales.
R3: Los jesuitas se reconocen como parte de un cuerpo apostólico para la misión: comunidad de amigos y amigas en el Señor.

Objetivo 3 - Gestión
Gestionar eficaz y eficientemente las prioridades apostólicas.
R1: El cuerpo apostólico ejecuta un plan integrado de formación para jesuitas y colaboradores y colaboradoras.
R2: Funcionan políticas, estructuras y practicas organizacionales participativas que favorecen el cumplimiento de la misión con una institucionalidad fortalecida.
R3: Se consolidan en la provincia una cultura de comunicación y estrategias comunicacionales efectivas.
R4: Contar con un programa de formación jesuitas y colaboradores en niveles de decisión.

Comentarios

Entradas populares