Declaración de la RUEI sobre la Educación de la Compañía de Jesús según la exhortación del Padre General Arturo Sosa, S.I.

El propósito de nuestra educación es “Formar hombres y mujeres conscientes, competentes, compasivos y comprometidos”;  hacemos formación para la excelencia humana integral.
Como Red de Unidades Educativas Ignacianas (RUEI) en un trabajo conjunto de cada unidad educativa, estamos preocupados por renovar la oferta educativa ignaciana en el Ecuador y apostamos por formar a laicos y jesuitas en el fundamento de una educación para la fe, atendiendo al llamado del Padre General Arturo Sosa S.J. en su última intervención en el Congreso Internacional de Delegados de Educación de la Compañía de Jesús JESEDU-Río 2017.
Los equipos de las Unidades Educativas, para este fin, analizaron, discutieron y se comprometieron alrededor del texto “Laeducación de la Compañía: una pedagogía al servicio de la formación de un serhumano reconciliado con sus semejantes, con la creación y con Dios” a responder, desde la ACCIÓN, a la siguiente pregunta…
¿Cómo hacer que nuestra planificación personal, profesional e institucional sea apostólica?


Tradición educativa ignaciana

1.     Fijando en el ideario de nuestras instituciones el propósito de las Educación Ignaciana “Formar hombres y mujeres conscientes, competentes, compasivos y comprometidos”;  hacemos formación para la excelencia humana integral.

2.     Manteniendo y fortaleciendo la práctica de la cura personalis que hoy llamamos ACOMPAÑAMIENTO.
3.     Poniendo en práctica el discernimiento educativo para los grandes cambios INNOVACIONES (reflexionar desde la práctica para la innovación continua).

4.     Difundiendo el taller de formación pedagógica ignaciana; y haciendo el seguimiento y el acompañamiento respectivo a los momentos de formación como por ejemplo a Cardoner.

Compañeros en una misión de reconciliación y justicia

1.     Recreando algunos, si no todos, los principios de la espiritualidad ignaciana en la cotidianidad personal, profesional e institucional.

2.     Haciendo de los ejercicios espirituales la principal estrategia de reconciliación y justicia.

3.     Reflexionando sobre nuestras formas de proceder –personales, profesionales e institucionales- y crear espacios de formación continua para ser efectivos en la transformación de nuestras relaciones para una vida digna.
4.     Fortaleciendo los proyectos de FAS y otros que permitan vínculos con obras de la Compañía y otras, a través del involucramiento de los principales actores de la comunidad educativa.

Educación  que abre a la comprensión del mundo en el que vivimos

1.     Analizando la propuesta curricular nacional, escoger los temas generativos que permitan abordar, interdisciplinariamente, los seis retos emblemáticos para un cambio de época (cambios demográficos, la creciente inequidad, el incremento de la polarización y el conflicto, la crisis ecológica, la expansión de la un hábitat o cultura digital y la política como búsqueda del bien común) a través de metodologías para el aprendizaje.

2.     Poniendo en práctica, con compromiso y consciencia personal y profesional, el aprendizaje por proyectos vinculado desde su formulación a la comunidad, a la realidad local y global, y a los intereses de los niños y jóvenes de nuestras UUEE.

La interculturalidad: comunicación global entre culturas diversas

1.     Generando espacios y tiempos experienciales con otras culturas ya sea en entornos virtuales o presenciales abriendo los procesos de enseñanza- aprendizaje hacia la comunidad local, regional, nacional e internacional. Por ejemplo aprovechar el espacio de Educate Magis.

2.     Creando proyectos escolares disciplinares o interdisciplinares que impliquen espacios de reflexión y generen experiencias de INTERCAMBIO con otras culturas.
3.     Indagando, generando y compartiendo experiencias de trabajo institucional e interinstitucional sobre interculturalidad entendida desde la concepción de la universalidad.

Desafíos para la educación de hoy que mira el futuro

1.     Alineando la planificación estratégica de cada UUEE y los planes de mejora del SCGE con las 4 transformaciones del centro educativo que nos conducen a un nuevo modelo educativo ignaciano, repensando la Visión institucional y la innovación educativa en clave de la Misión de la Compañía de Jesús.
2.     Continuando y dando prioridad institucional a la implementación del Proyecto Innov-Acción XXI que generará un nuevo modelo pedagógico en la RUEI.
3.     Experimentando e incorporando, en el modelo pedagógico en renovación, componentes como: espacios de investigación pedagógica, educación para la justicia (acercamiento a los más pobres y marginados, formación de una conciencia crítica e inteligente, actitud constructiva y dialogante), formación acorde con la dimensión ecológica de la reconciliación, protección de menores y personas vulnerables, comunicar la espiritualidad ignaciana (contagiar el “virus jesuítico” a todos los miembros de la comunidad educativa), formación para una visión intercultural del mundo (trabajar en la ciudadanía global que ayude a pensar y actuar, local y globalmente)
4.     Apostando por la FORMACIÓN  continua de profesionales competentes, compasivos, comprometidos, conscientes.

Colaboración y trabajo en red, vías para asumir desafíos universales

1.     Fortaleciendo los lazos colaborativos de la RUEI compartiendo la Visión por la Misión, proyectos, responsabilidades, experiencias,  abriendo espacios de encuentro virtual y presencial  y, optimizando recursos (humanos, tecnológicos y económicos).
2.     Formando equipos de laicos y jesuitas con sentido apostólico para la reconciliación de la humanidad y la defensa de la creación.
3.     Vinculando a exalumnos como compañeros en la Misión.

4.     Estableciendo convenios y vínculos con actores externos: otros centros escolares de la red y fuera de ella, con las universidades y otras entidades del entorno local (las UUEE como plataformas apostólicas de diálogo y colaboración).




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares