Encuentro homólogos Pastoral RUEI


El 9 de febrero de 2018, la Unidad Educativa Javier de Guayaquil, acogió la reunión de homólogos directores de Pastoral de la RUEI.

Comenzamos con la oración inicial, a cargo de la pastoral del Javier, donde tuvimos la oportunidad de soñar con la pastoral que buscamos.

Continuamos con la socialización de la metodología RIEDUSIS. La primera inquietud que apareció fue la escasa participación de directores de pastoral en este seminario. Se nos comunicó que fue debido a la decisión de cada consejo de gestión y comunicada por cada uno de los rectores de las diversas unidades educativas.

Francisco Javier Robalino, de la Oficina de Colegios, hizo una explicación breve de lo tratado en el taller; se enfatizó que la innovación debe comenzar con la transformación del ‘ser’, no solo del ‘hacer’ educativo. Así el énfasis de la educación debe estar en la persona de la que se espera sea  agente de transformación del mundo. Reafirmamos que lo propio de la educación ignaciana siempre ha sido su enfoque humanista, la formación del ser humano integral; para ello, y dadas las condiciones de novedad que imprimen los tiempos, es necesario reimaginar la educación.
En ese sentido, primero debemos tener clara la misión –el tipo de persona que queremos formar (hipótesis)– para luego pensar el impacto educativo que queremos lograr y, de paso, servirá de horizonte normativo que dará fuerza y sentido al proceso formativo; para luego, por medio de evidencias científicas, ir retroalimentado la innovación.

La educación debe responder a un cambio que no es opcional ni solo técnico, sino participativo y sistemático; que busca la excelencia humana integral. Para lograrlo, es urgente vencer los enemigos de la innovación: la inercia, el apego indiscriminado al currículo académico, el activismo y el perfeccionismo.

A partir de este enfoque y con una buena dosis de reflexión, pasamos a revisar la misión, visión, y objetivos estratégicos del Plan de Pastoral 2016-2020 de la RUEI. En este análisis nos dimos cuenta que el plan sí está enfocado en la formación de la persona, en la transformación del ‘Ser’ humano.

Con enorme alegría reafirmamos que la pastoral de las unidades educativas está firmemente encaminada hacia la formación integral. Y, es en función de esa centralidad de la persona, que hace falta delimitar mejor sus objetivos estratégicos y reformular los objetivos específicos con el fin de ir mejorando nuestra incidencia apostólica.

Finalizamos nuestra reunión compartiendo nuestras expectativas y recomendaciones en cuanto a la función del Coordinador de homólogos de Pastoral y explicitando los próximos pasos de nuestro trabajo en red.

Ya desde lo personal, considero que las pastorales de las unidades educativas tenemos un reto importante de ir acompañando el proceso de innovación para que no se diluya la espiritualidad ignaciana, sino más bien, ayude a consolidar nuestra opción por una educación de calidad y calidez que tanto necesita la realidad ecuatoriana.

Encomendemos a nuestra madre Dolorosa su amparo y protección en este esfuerzo por humanizar a muchos hombres y mujeres que confían en nuestra labor educativa.

A nombre del equipo,

Marco Antonio Amat, S.I.
Director de Pastoral
Unidad Educativa San Felipe Neri

Se puede acceder al álbum del encuentro en el siguiente enlace 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares