Prototipador que bien prototipe, buen prototipador será


El proceso de transformar la educación en el que como Red de Unidades Educativas Ignacianas estamos comprometidos requiere pasión, creatividad, vocación y liderazgo, entre otras cualidades desarrolladas en los distintos seminarios RIEDUSIS; hacer visible aquello que es invisible en el modelo educativo tradicional.

Para continuar en su construcción, en esta oportunidad nos reunimos los equipos de las unidades educativas: San Felipe Neri, Cristo Rey, Borja, San Luis Gonzaga, San Gabriel y Javier, en el Centro de Espiritualidad Nuestra Señora de Fátima (Riobamba), los días 10 y 11 de junio de 2019.  A este encuentro acudimos con el objetivo fundamental de avanzar en la fase de PROTOTIPAR.

Para relatar estos dos días, organizaré las ideas en tres momentos:

El primer momento estuvo dedicado a reflexionar y recordar el camino recorrido hasta aquí. Un tiempo enriquecedor al visualizar el camino recorrido. En él se destacó la importancia de romper marcos mentales y la necesidad de “desaprender” para poder avanzar en nuestro sueño.  Para transformar la escuela se recordó la alianza establecida juntos, como una red que comparte, lo que nos lleva a cambiar la mirada para poder inspirar a otros en esa dinámica vital, donde mi yo interior, mi escuela y la red se conjugan para que el cambio acontezca. Un cambio que no es solamente hacer cosas diferentes sino, mirar, pensar y soñar a la escuela toda de forma distinta, con una visión globalizadora e integral, centrada en el estudiante.

En torno a esa visión, recordamos las características del equipo encargado de las EAC (Experiencias Avanzadas de Cambio), la reformulación de las LEB (Líneas Educativas Base) y las OM (Opciones Metodológicas). Prototipar significa hacer modelos donde se conjuguen los distintos elementos de las EAC. Esto asegura implementar todas las transformaciones en el proceso de aprendizaje de los estudiantes de un determinado subnivel escolar, para que pueda ser “probado” y mejorado antes de su puesta en marcha. Para este diseño del prototipo se ha formado un equipo en cada unidad educativa que llevará a cabo esta aventura. Quienes lo lideran, a quienes cariñosamente las hemos llamado las “prototipadoras”, son un grupo de lideresas creativas, entusiastas, muy empoderadas y comprometidas con la transformación educativa, cuyo objetivo principal es aprender, mejorar y crecer juntas en red hacia la construcción de experiencias de aprendizaje.

El tercer momento nos llevó al diseño de una semana tipo donde pusimos en juego muchos elementos previamente acordados y elaborados: las TEA (Tipologías de Experiencias de Aprendizaje), OM, impactos del Modelo de persona y LEB; insumos necesarios para lograr este reto.  Este ejercicio representó un verdadero trabajo en equipo.  Finalmente reflexionamos, a modo de tuning, los trabajos realizados por cada centro.

Especialmente quiero destacar el entusiasmo y compromiso de todos los equipos de cada una de las unidades educativas: son ellos quienes trabajan los elementos que hay que incluir en el prototipo, retroalimentan ante las posibles dificultades que se van encontrando o se puede encontrar en el camino y establecen un cronograma de trabajo, para completar esta primera aproximación.

Sin duda, estos momentos de reencuentro y aprendizaje en común nos mueven, nos atrapan y nos permiten reflexionar acerca de nuestro rol en la transformación educativa de nuestras instituciones.  Nos reconocemos como un equipo entusiasta e inspirador, donde el éxito no solo pasa por la formación técnica sino, sobre todo, por la vocación personal y docente que involucra poco a poco a toda la comunidad educativa y se pone al servicio de esta causa. Eso es “girafear”, “ver más allá” o en palabras del Papa Francisco, “caminar con un corazón que no se acomoda”.

Pues bien, entonces, ¡manos a la obra!

Sonia Lapo
Unidad Educativa San Luis Gonzaga

Comentarios

Entradas populares